Cuando llega el verano, necesitamos enfriar bien nuestra casa y una temperatura agradable. Para ello, una de las mejores opciones en las que podemos confiar es adquirir un aire acondicionado. 

El mercado de equipos y soluciones de aire acondicionado sigue creciendo en nuestro país. Según datos de la Asociación de Fabricantes de Aire Acondicionado (AFEC), el sector residencial-vivienda registró un aumento del 11,69%. Sin duda, es una apuesta segura tras los cambios de normativa, y si, además, queremos un aire interior de calidad para una mejor salud y confort. Eso sí, antes de decidirte por elegir un aire acondicionado, es importante tener en cuenta varios aspectos. Te los contamos todos a continuación:

1. Características de elegir un buen aire acondicionado

El aire acondicionado, además de la potencia suficiente, debe contar con unas medidas técnicas para garantizar el confort y la buena salud. Las diferentes velocidades y difusores se pueden regular como el termostato. Además, tiene la función de apagar automáticamente el ventilador cuando el dispositivo detecta que no está enfriando. Además, el fácil acceso y la facilidad de manejo de los filtros hacen que la limpieza y el mantenimiento sean sencillos. No te olvides de la opción del filtro electrostático para familiares alérgicos.

2. El tamaño de la cámara limita la fuerza

¿Sabías que la capacidad del sistema de aire acondicionado debe ser proporcional al tamaño de la habitación? ¿Y esa capacidad o capacidad de enfriamiento del aire acondicionado se llama de qué tipo? Es una habitación que es demasiado grande para ser enfriada por un pequeño dispositivo de diseño. Como un dispositivo con muchos refrigeradores desperdiciar energía en una habitación pequeña. Es por eso que conocer la capacidad requerida de las habitaciones con aire acondicionado es más importante que su tamaño real.

3. Lugar de instalación

No todas las habitaciones tienen las mismas necesidades de aire acondicionado. Es por eso que debe quedar claro no solo la cantidad de habitaciones, sino también su disposición. En función de esto, qué tipo o sistema de climatización será más adecuado para nuestro hogar. Por lo general, el sistema de aire acondicionado suele estar ubicado donde desea pasar la mayor parte de su tiempo, especialmente en áreas públicas como dormitorios y salas de estar.

4. Distancia de instalación (unidades exteriores y exteriores)

A la hora de la instalación, debemos tener en cuenta no solo la ubicación, sino también la distancia. ¿Sabías que cuanto mayor es la distancia entre el dispositivo interno y el dispositivo externo, menor es el rendimiento del sistema? Por ejemplo, en una instalación a 5 metros, uno en 10 metros supone una pérdida de rendimiento del 3% al 5% y uno en 15 metros, del 7% al 10%. Además, no todos los fabricantes ofrecen las mismas posibilidades en cuanto a distancias de montaje.

Para la unidad exterior, su ubicación es muy importante. Tener una ventilación adecuada es importante. Por lo tanto, si se instala cerca de la pared, no olvide que debe haber suficiente distancia para facilitar el flujo de aire. Por lo tanto, es preferible instalarlo en un lugar sombreado. ¿Como es eso? La diferencia de temperatura entre la exposición a la luz solar directa oa la sombra puede variar de 5°C a 10°C. La diferencia podría estar relacionada con el 20% del exceso de consumo. En el caso de la unidad interior, el aspecto al que debemos dar máxima prioridad es al ahorro energético.

5. La tecnología inverter como solución eficaz

Tener un sistema de aire acondicionado con tecnología inverter no solo aumenta la capacidad de enfriamiento, sino que se mantiene constante. ¿Cómo nos ayuda esto? Permite evitar cambios de temperatura importantes, aumenta la eficiencia del aire acondicionado y nos hace sentir más cómodos. En otras palabras, su función no es más que regular la velocidad del compresor. Así, sin parar, frena al mínimo necesario para mantener la temperatura deseada.

6. Aprende el significado de ERR

Significa «capacidad frigorífica o energía eléctrica» ​​consumida durante el enfriamiento. ERR mide la eficiencia de los equipos de aire acondicionado, cuanto mayor sea la eficiencia, mayor será el índice de eficiencia energética. Esto significa menores costos operativos. ¿Sabías que las máquinas más eficientes suelen operar dentro de las 13 EER?

7. Comprender las etiquetas energéticas

La etiqueta energética es muy importante a la hora de elegir un buen sistema de aire acondicionado. En ella podrás ver, además de productos, modelos y características, como niveles de volumen; Pero también la potencia nominal o la capacidad de refrigeración.

Como ya se mencionó, la capacidad del dispositivo está determinada por el refrigerador y está determinada por los metros cuadrados de la habitación en la que colocará el dispositivo. Aunque te hagas con un aparato más potente, esto no significa que el coste de consumo vaya a ser mayor, sino que alcanzará antes la temperatura deseada.

Para averiguar qué tipos necesitamos, simplemente multiplique la longitud de la habitación por el ancho y la altura. El resultado (el volumen de la habitación, no su superficie), se multiplica por 50. Este es el número aproximado de formas que necesitas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *